viernes, 8 de mayo de 2009

"Sólo una huella, un leve borrón"

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy Mercedes Bohajar, compañera de tu padre en el IES Diego Tortosa. El motivo de este atrevimiento es la necesidad de felicitarte por tu semblanza del Capitán y agradecerte tu participación en la revista Ábaco.Siempre me he sentido en deuda con aquellos que han sido capaces de emocionarme con su palabra y tú ya lo has hecho varias veces. Ya le he comentado a tu padre en más de una ocasión que me gusta mucho cómo escribes y cada vez que se lo digo abandona su habitual gesto serio( porque es muy serio en el trabajo) y su rostro no puede esconder el orgullo que siente por ti. En mi opinión, uno de los días más felices de un padre ( yo también soy mamá) debe ser cuando uno se presenta como" padre de...", y ese día le llegó a José Ángel con la visita al instituto de Félix Grande.Espero que nos podamos conocer y ,hasta entonces, recibe un cordial saludo de una nueva lectora.

Miguelton dijo...

:)

Será una deuda de ida y vuelta, mujer, en todo caso. Y que todas las deudas fueran como ésta. Porque a ver cómo te pago yo los disparates que me dices, la cara de idiota que se me ha puesto al leerlos y el cambio de gesto de mi sacrosanto padre (que no es que sea serio: es un cachondo mental, pero disimula que te cagas). Me ha hablado de ti varias veces, y de lo que me cuenta deduzco que debería haber mucha más gente como tú en la vida, y en esas aulas de dios y del diablo. Gracias infinitas, Mercedes: significa mucho para mí tu generosidad, teniendo en cuenta quién eres, teniendo en cuenta que lo que uno busca es esto mismo: la reunión. Nos conoceremos, seguro. A ver si me hago con tu e-mail y te cuento más cosas sobre el Capitán Horacio Martín, que también es generoso en exceso.

Hasta arriba de deudas me tenéis entre todos. Afortunado que es uno, por lo visto

Un beso